12 hábitos que te ayudarán a alcanzar la libertad financiera

tips para obtener libertad financiera

12 hábitos que te ayudarán a alcanzar la libertad financiera

Alcanzar la libertad financiera es un objetivo para muchas personas. Por lo general, significa tener suficientes ahorros, inversiones y dinero en efectivo a la mano para permitirnos el estilo de vida que queremos para nosotros y nuestras familias, y una reserva creciente que nos permitirá jubilarnos o seguir la carrera que queremos sin tener que ganar una cierta cantidad de dinero cada año.

Desafortunadamente, muchos de nosotros no lo logramos. Estamos agobiados por una deuda creciente, emergencias financieras, gastos derrochadores y otros problemas que nos impiden alcanzar nuestras metas. Y nos encontramos con eventos inesperados, como la pandemia, que invalidan nuestros planes y revelan lagunas en las redes de seguridad que intentamos tejer para nosotros y nuestras familias.

Casi todo el mundo tiene problemas, pero estos 12 hábitos pueden ponerte en el camino correcto.

1. Establecer metas de vida

¿Qué es la libertad financiera para ti? Un deseo generalizado es un objetivo demasiado vago, así que sé específico. Escriba cuánto debe tener en su cuenta bancaria, qué implica el estilo de vida y a qué edad debe lograrlo. Cuanto más específicos sean sus objetivos, mayor será la probabilidad de alcanzarlos.

Luego, cuenta hacia atrás hasta tu edad actual y establece hitos financieros a intervalos regulares. Escríbelo todo cuidadosamente y coloca la hoja de metas al comienzo de tu carpeta financiera.

2.Haz un presupuesto

Hacer un presupuesto familiar mensual, y ceñirse a él, es la mejor manera de garantizar que se paguen todas las facturas y que los ahorros estén bien encaminados. También es una rutina regular que refuerza tus objetivos y refuerza la determinación contra la tentación de derrochar.

3. Paga las tarjetas de crédito en su totalidad

Las tarjetas de crédito y préstamos de consumo similares a altos intereses son tóxicos para la creación de riqueza. Asegúrate de pagar el saldo total cada mes. Los préstamos para estudiantes, hipotecas y préstamos similares suelen tener tasas de interés mucho más bajas; pagarlos no es una emergencia. Pagar a tiempo es y creará una buena calificación crediticia.

4. Crea ahorros automáticos

Págate a ti mismo primero. Inscríbete en el plan de jubilación de tu empleador y aprovecha al máximo cualquier beneficio de contribución equivalente. También es aconsejable tener un retiro automático para un fondo de emergencia, que se puede aprovechar para gastos inesperados, y una contribución automática a una cuenta de corretaje o algo similar.

Idealmente, el dinero debe retirarse el mismo día en que recibes tu cheque de pago, para que ni siquiera toque tus manos, evitando la tentación por completo. Sin embargo, ten en cuenta que la cantidad recomendada para ahorrar es muy debatida. En algunos casos, la viabilidad de tal fondo puede ser cuestionable.

5. Empieza a invertir ahora

Los malos mercados de valores pueden hacer que la gente se cuestione esto, pero históricamente no ha habido mejor manera de hacer crecer su dinero que invirtiendo. La magia del interés compuesto te ayudará a aumentar exponencialmente con el tiempo, pero necesita mucho tiempo para lograr un crecimiento significativo. No intentes ser un seleccionador de acciones o engañarte pensando que puede ser el próximo Warren Buffett. Solo puede haber uno.

En su lugar, abre una cuenta de corretaje en línea que te facilite aprender a invertir, crear una cartera manejable y realizar contribuciones semanales o mensuales automáticamente. 

Alcanzar la libertad financiera puede ser muy difícil frente a una deuda creciente, emergencias de efectivo, problemas médicos y gastos excesivos, pero es posible con disciplina y una planificación cuidadosa.

6. Cuida tu crédito

Su puntaje de crédito determina qué tasa de interés se te ofrece al comprar un automóvil nuevo o refinanciar una casa. También afecta cosas aparentemente no relacionadas, como seguros de automóviles y primas de seguros de vida.

El razonamiento es que alguien con hábitos financieros imprudentes también es probable que sea imprudente en otros aspectos de la vida, como conducir y beber. Por eso es importante obtener un informe crediticio a intervalos regulares para asegurarte de que no haya marcas negras erróneas que arruinen tu buen nombre.

7. Negociar

Muchas personas dudan en negociar bienes y servicios, y les preocupa que los haga parecer tacaños. Supera esta desventaja cultural y podrías ahorrar miles cada año. Las pequeñas empresas, en particular, tienden a estar abiertas a la negociación, donde comprar al por mayor o repetir el negocio puede abrir la puerta a buenos descuentos.

8. Educación continua

Revisa todos los cambios aplicables en las leyes fiscales cada año para asegurarte de que todos los ajustes y deducciones se maximicen. Mantente al día de las novedades financieras en el mercado de valores y no lo dudes para ajustar tu cartera de inversiones en consecuencia. El conocimiento también es la mejor defensa contra aquellos que se aprovechan de inversores poco sofisticados para ganar dinero rápido.

9. Mantenimiento adecuado

Cuidar bien la propiedad hace que todo, desde automóviles y cortadoras de césped hasta zapatos y ropa, dure más tiempo. Como el costo de mantenimiento es una fracción del costo de reemplazo, es una inversión que no debe perderse.

Aprende a reconocer la diferencia entre las cosas que deseas y las cosas que necesitas.

10. Vive por debajo de sus posibilidades

Dominar un estilo de vida frugal teniendo una mentalidad de vivir la vida al máximo con menos no es tan difícil. De hecho, muchas personas adineradas desarrollaron el hábito de vivir por debajo de sus posibilidades antes de alcanzar la opulencia.

No es un desafío adoptar un estilo de vida minimalista o un llamado a la acción para ir al contenedor de basura con las cosas que has acumulado a lo largo de los años. Hacer pequeños ajustes al distinguir entre las cosas que necesita y las cosas que desea es un hábito económicamente útil para poner en práctica.

11. Consigue un asesor financiero

Una vez que haya llegado a un punto en el que haya acumulado una cantidad decente de riqueza, ya sean inversiones líquidas o activos tangibles que no están tan fácilmente disponibles para convertir en efectivo, busca un asesor financiero que te eduque y te ayude a tomar decisiones.

12. Cuida tu salud

El principio de mantenimiento adecuado también se aplica al cuerpo. Invierte en la buena salud con visitas regulares a médicos y dentistas, y sigue los consejos de salud sobre cualquier problema que encuentres. Muchos problemas se pueden solucionar, o incluso prevenir, con cambios en el estilo de vida, como más ejercicio y una dieta más saludable. Algunas empresas tienen días de enfermedad limitados, lo que lo convierte en una pérdida notable de ingresos una vez que se agotan esos días. La obesidad y las enfermedades hacen que las primas de seguros se disparen y la mala salud puede obligar a una jubilación anticipada con ingresos mensuales más bajos.

Estos 12 pasos no resolverán todos tus problemas de dinero, pero te ayudarán a desarrollar hábitos saludables que pueden llevarte por el camino hacia la libertad financiera, sea lo que sea que eso signifique para ti.

Facebook Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies